Emergente: Alejandro Loredo Ramírez

TALENTO QUE MANA 

Parte fundamental de la tarea de Conaculta es, a través del Fonca, respaldar el talento de los creadores. En esta oportunidad presentamos extraordinarios ejemplos de jóvenes artistas mexicanos, becarios todos, que moldean carreras de alta relevancia. 

Por Uriel Rodríguez M.

Alejandro Loredo Ramírez 

Guadalajara, Jalisco 

PINTOR Y MÚSICO 

=================================================

“Mis actividades no se pelean, se retroalimentan, pues las constantes dudas o cuestionamientos de una disciplina se resuelven al trabajar en otra, y así cada pequeña victoria se vuelve una motivación para seguir adelante.

Alejandro Loredo (Guadalajara, 1985) es un artista peculiar: es pintor, también músico y hasta construye sus instrumentos. Esta unión de talentos se debe a su origen. Pertenece a la tercera generación de una familia de artistas plásticos, por lo que desde niño comenzó a dibujar y pintar, al tiempo que jugaba con instrumentos musicales. 

“Desde que recuerdo me he sentido atraído por el retrato, y mi técnica favorita es el óleo. En la música me gustan casi todos los géneros, pero en dónde mejor me puedo expresar es en el son jarocho, por eso me interesé en aprender la construcción de jaranas y requintos, actividad que ha influenciado enormemente mi forma de entender la plástica”. 

El Fonca lo apoya para realizar el proyecto “Cantos de tierra y agua”, serie de retratos que muestra cómo vive una familia de músicos durante una fiesta tradicional en las comunidades de los llanos del sotavento veracruzano, trabajo que combina con los conciertos de Caña dulce y caña brava, grupo musical en el que participa y con el que ha viajado por México, Venezuela, Corea, Francia, Turquía y Estados Unidos, difundiendo la música y cultura del fandango. 

“Una de mis principales motivaciones al pintar es editar un libro con las imágenes y la información acerca de mis tradiciones, y así animar a la gente de esas comunidades retratadas a continuar con su música, porque ya no hay jóvenes que toquen, aunque hay muchos en las ciudades que están aprendiendo el fandango en métodos y talleres, pero sin acercarse a los fandangueros auténticos, a los que están en el campo.”

blog comments powered by Disqus